¿Qué es la Disforia Sensible al Rechazo?

La disforia sensible al rechazo se caracteriza por una extrema sensibilidad emocional y dolor, especialmente ante el rechazo real o percibido, la burla y la crítica. Esta dificultad generalmente se presenta en la infancia y puede tener un impacto significativo en la autoestima, la confianza, la relación con otros y el comportamiento. La disforia sensible al rechazo a menudo se presenta en combinación con el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y los trastornos del espectro autista.

Como padres, puede ser difícil saber si nuestro hijo está experimentando una sensibilidad al rechazo o si está lidiando con otra condición, como el TDAH o el autismo. Si no estás seguro, es importante que consultes con un profesional de salud mental para obtener ayuda.

Consejos para la crianza respetuosa de los niños con disforia sensible al rechazo

Chewigem ha ayudado a muchos niños a comprender y manejar su sensibilidad al rechazo a través de la crianza respetuosa. Estas estrategias pueden ayudar a los niños a desarrollar habilidades de resiliencia emocional y social, mejorar su autoestima y fortalecer su capacidad de relacionarse con los demás.

Reconocer emociones: Aprender a identificar y comprender las emociones es un paso importante para comprender la disforia sensible al rechazo. Si un niño se siente rechazado, habla con él para ayudarlo a identificar y comprender sus emociones. Esto puede ayudarlo a identificar mejor el rechazo y a manejar sus emociones de una manera saludable.

Apoyar a los niños: Si un niño se siente rechazado, es importante que los padres sean comprensivos y brinden apoyo. Si un niño está lidiando con el rechazo, es importante que los padres ayuden a calmar sus emociones y lo ayuden a conectar con sus emociones.

Fomentar la resiliencia: La resiliencia es la capacidad de adaptarse y recuperarse de situaciones difíciles. Ayudar a los niños a desarrollar habilidades de resiliencia puede ayudarlos a manejar el rechazo y desarrollar una mayor confianza en sí mismos.

Promover relaciones positivas: Establecer relaciones positivas con los demás es importante para ayudar a los niños a manejar el rechazo. Los niños con una sensibilidad al rechazo necesitan el apoyo de sus padres para desarrollar relaciones saludables con los demás.

Conclusion

La disforia sensible al rechazo es una dificultad común entre los niños. Si un niño está lidiando con esta sensibilidad, los padres deben tener en cuenta estas estrategias para ayudar a los niños a entender y manejar su sensibilidad al rechazo. Estas estrategias pueden ayudar a los niños a desarrollar habilidades de resiliencia emocional y social, mejorar su autoestima y fortalecer su capacidad de relacionarse con los demás.