La Imaginación y Creatividad de los Niños no tiene Limites.

La imaginación es un proceso de pensamiento complejo: se crea y se vive otra realidad. Dejamos lo que sabemos para explorar un sinfín de posibilidades, cambiando entre diferentes personajes y entornos únicos.

Todos lo imaginamos, niños y adultos. Cuando hacemos planes a largo plazo, imaginamos una escena en la que nos gustaría vivir. Pero los niños no pueden simplemente planear las cosas. La imaginación les permite organizar pensamientos, resolver problemas, proponer nuevas soluciones, pensar en otra perspectiva asumiendo otro rol.

Nuestro cerebro no distingue entre lo que estamos viviendo y lo que imaginamos. Tanto es así que en algunos sueños nos despertamos completamente aturdidos o llorando. ¿Y quién nunca ha pensado en algo triste y ha sentido tristeza o angustia como si realmente lo estuviera pasando? Sí … ¿Quién dice que lo que es real somos nosotros? Nuestro cerebro procesa lo que necesita, ya sea realidad o imaginación.

Así que no menosprecie el miedo del niño que jura que tiene algo detrás de la puerta. Es real. Existe. Y le da miedo. No importa si fue algo que imaginó o soñó. Su cabecita procesa el miedo de la misma manera. Y para el niño, la imaginación es un proceso tan poderoso que incluso se confunde con la realidad en varios momentos.

Por tanto, fomenta la imaginación del niño. El adulto creativo proviene de un niño imaginativo.

 

Ir arriba